Sin categoría

Me oxido

Desde que me pagan por escribir me tomo muy en serio esto, lo de escribir. Me da pena bloguear como hacía antes: me da pena escribir tonterías, escribir con dedazos, hablarles de mi mamá, contarles de la basura que acumulo en mi cajuela o de la fiesta del otro día.

Antes era divertido, creo.

Venir aquí ahora se parece más a tener que despertarme temprano para hacer ejercicio. Me da güeva. Incluso pagué por el dominio y la cuenta premium en Wordpress y la mamada para forzarme a venir a escribir, pero pues ya ven.

¡Ajá! Como esa anualidad en el gimnasio que pagas por adelantado, según para obligarte a ir, y que de todas formas lo dejas a los dos o tres meses.

Para mí bloguear y hacer ejercicio últimamente se parecen: me da flojera, no sé bien cómo comenzar y, sobre todo, empiezo a sentir los estragos de no hacerlo.

Así como ya se me está complicando tocarme la punta de los pies, igual se está volviendo venir aquí y deshacerme de todas esas estructuras y palabras que ya escupo sin pensármelo mucho cuando redacto notas.

Me oxido.

fat-woman-580_56470a

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s