La barba son las chichis de los hombres

El otro día se lo explicaba a Anuar, le decía que esta modita de las barbas es lo más bonito que me ha pasado desde los flats. Me entendió bien hasta que le puse el ejemplo de las chichis: la barba son las tetas de los hombres, poni. Así de sexis, así de bonitas y así de sabrosas.

La barba de Anuar ya está de buen tamaño, ha de ser como copa C. A lo mejor ya es D.

Se la dejó crecer hace más o menos cuatro meses sin algún plan en específico y ahora es casi un pasatiempo entre ceras, barberías, accesorios y demás.

Yo no estaba familiarizada con las barbas, en mi familia no hay barbones. Mi papá era más lampiño que la yema de un dedo y a mi hermano le crece un modesto intento de piocha, pero hasta ahí (y si lee esto, me va a querer cerrar el blog).

La cosa es que Anuar va a tener que rasurarse ya pronto, va a tramitar la visa y prefiere no verse como talibán. Pinches gringos: primero Texas y ahora la barba de mi novio. 

Es una tragedia.

O más bien era. Me recordó que le volverá a crecer, me preguntó si iba a dejar de quererlo cuando se quitara la barba y, por si acaso, se adelantó y juró que él me amaría aunque no tuviera chichis.

Y pues eso sí.

Barba

Sin categoría

5 Comments Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: