Les mentí

En mi defensa diré que fue por desconocimiento. Es que no sabía (y creo que todavía ignoro) los límites de mi idiotez, así que les mentí: no disfruto ser torpe, como escribí aquí mismo hace ni tanto. De hecho, lo odio.

La serie de eventos desafortunados que he padecido hoy me han llevado a esta conclusión. Tengo miedo. Apenas van a dar la 5 y yo no he dejado de cagarla. ¿Qué más me falta?

Como ocurre con buena parte de las desgracias de este mundo moderno, todo comenzó cuando me quedé sin internet. Olvidé pagar mi teléfono (celular, obviamente). Salí con el tiempo justo para llegar a una conferencia cuando descubrí que ni Waze ni Google Maps ni ninguna aplicación jalaba. Traté de hacer una llamada y Telcel me echó en cara mi falta de pago con una grabación.

Como salvaje, sin GPS, tuve que adivinar la mejor ruta, escuchar el reporte del tráfico en la radio, leer los nombres de las calles y buscar número por número para poder llegar. Lo logré.

Saliendo, busqué un café para colgarme a su WiFi y enviar mi nota. La envié, y ya que estaba en esas aproveché para echarme encima el café. Al menos ya estaba medio frío.

Hasta ese momento mis descuidos fueron bastante manejables, incluso chistosos, con la adrenalina necesaria para narrarlos en un par de tuits y seguir con mi vida.

Luego ya no. Llegué al periódico y no encontré por ningún lado mi pase para el estacionamiento, mi descuido me va a costar más o menos 200 pesos. En la puerta del edificio vi que tampoco traigo credencial, que he estado conduciendo sin licencia y que quién sabe desde cuándo no cargo con mi tarjeta de débito.

A las 3:00 planeaba ir a mi casa a comer y a recibir a mi aliada. Por las prisas no recordé sacar la carne del congelador. O sea que tendría que comer o atún o Cheerios porque no tenía nada más a la mano. Eso si lograba entrar a mi casa porque: exacto, dejé mis llaves.

Y no sólo dejé mis llaves, sino también las de Anuar que salió de viaje y me las confió, y sí, también se quedaron dentro las extra que tengo de emergencia.

Como les decía: tengo miedo. A este día todavía le quedan varias horas para terminar, eso se traduce en interminables oportunidades para seguir errando.

Y, aunque traté de ocultárselo, Anuar ya está al tanto de mis aventuras. De hecho le sumó emoción: le urge entrar a la casa para cambiarse porque en la noche tiene un evento. Por eso tuve que confesarle la verdad: soy un desastre.

Voy poco a poco. Ya pagué el teléfono, espero que en un rato más me reestablezcan el servicio. ¿Y adivinen quién me va a salvar?

¡Sí! ¡Mi huésped de Airbnb! Él tiene llaves de mi casa, justo se va hoy y le había pedido que dejara las llaves dentro y cerrara por fuera (porque mi puerta es muy mágica y poderosa, no intenten robarme). Logré contactarlo a tiempo y en un rato más lo voy a ver para que me dé su juego de llaves.

Excelente. Ya no tendré que romper mi puerta con una hacha…o llamar al cerrajero.

Cuando entre voy a buscar todas las cosas que tengo perdidas. También tengo planeado sacar como 300 duplicados de mis llaves porque, al parecer, eso será más fácil que esperar a que la tecnología biométrica se superdesarrolle y pueda abrir mi casa con el patrón de mi iris. Qué chafa, por cierto.

También necesito cambiar de cerebro. No sé qué hacer. Quisiera ser ordenada y cuidadosa como ustedes. Soy un peligro para mí misma.

Seguiré informando. A menos que me atropellen o por alguna razón fallezca en las próximas horas. O me dé flojera publicar una actualización.

poo

Sin categoría

5 Comments Deja un comentario

  1. Just days
    De esos donde te new el perro, te llega la menstruacion sin avisar, te chocan el puto coche y olvidar el cargador de tu teléfono con 2% de batería.

    Solo uno de esos días de muerda.
    Pero que, ahora se sienten más, porque toda la responsabilidad es de una persona que no olvidó las llaves de la casa de sus papás
    Sino de su propia casa, la que compró sabiéndose madura
    Y usted lo es y más, señora.

    Para desmadres de personas, otros….
    Hahaha (:

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: